Mi dinero, mi producto. Cliente vs. Creativo

“Tengo a alguien que me hace vídeo pero no me gusta … no hace lo que le digo !!!”. Hace poco que escuché esta frase. Bueno, en realidad he escuchado esta frase en varias ocasiones formuladas de diferentes formas pero con un fondo común: es mi dinero, es mi producto, es mío … y esto es una verdad a medias.

Un cliente tiene que sentirse en sintonía con el producto que el creativo le hace, sea cual sea su especialización. Esto es de cajón, pero es el final de la historia. Quizás la mejor manera de explicarlo sea con un caso real. ¿Conocían la historia de Daredevil y Frank Miller?

Daredevil no era nadie cuando Frank Miller se hizo cargo de sus historias. Era un personaje más de Marvel cuyos comics sobrevivían sin pena ni gloria. Por no tener no tenía ni villanos propios sino “prestados” de otras colecciones (sobre todo la de Spiderman). Cuando Frank Miller embarcó en Daredevil y quiso hacer “cambios” a nadie le importó demasiado. Sencillamente no podía ser peor de lo que ya era. Este cheque en blanco fue lo que “no impidió” que Miller jugara con el personaje encontrando su personalidad propia y dando lugar a que Daredevil creciera, se desarrollara y fuera el que es hoy en día.

Obviamente a Marvel le gustó el resultado igual que a nuestro cliente le gustará el resultado de nuestro trabajo si ambos (creativo y cliente) tenemos claro que en nuestra interacción es donde se encuentra el producto final o el camino hacia el producto final (del “proceso” ya hablaremos otro día).

Publicado en Consejos de Producción, Creatividad y etiquetado , , , , , , , .

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *