Usa contenidos de terceros si no quieres clientes propios

¿Te imaginas entrar a tu empresa y descubrir que en el mostrador hay folletos de otro negocio que, casualmente, se dedica a la misma actividad que tu? Te puede parecer una situación surrealista pero no lo es. Sucede cada vez que usamos un contenido de terceros, es decir, imágenes o vídeos de otras empresas con una conversación en redes similar a la nuestra.

Es normal que cuando entras en el día a día de la gestión de las redes sociales de tu empresa descubras que no cuentas con todo el material de apoyo necesario para poder hablarles a tus clientes de lo que haces y sobre todo de cómo lo haces. Por eso la “tentación” de usar contenido de terceros que se dedican a lo mismo que tu es muy grande. Y digo tentación porque justamente cuenta con los dos elementos básicos de cualquier cosa que consideramos una tentación: es irresistiblemente atractivo y nos causa un perjuicio. Veamos por qué.

Es gratis y muy fácil entrar en youtube y buscar algún vídeo, por ejemplo, relacionado con nuestra actividad. Quién puede decir que no a algo que es gratis y que nos puede salvar el día cuando queremos publicar y estamos muy ocupados o un poco espesos para estrujarnos las neuronas.

Para entender por qué te causa un perjuicio imagina que eres tu el que inviertes es una campaña de video márketing. Lo primero que buscas es ganar en visibilidad y que cada vez más gente conozca tu marca. Curiosos que te ven se transforman en clientes potenciales cuando entran en tu web (claramente mencionada en tu vídeo) y que están a solo un paso de convertirse en compradores. Cuantos más espacios y gente comparta tu vídeo o fotografía mayor difusión tendrás y tu ratio de conversión curioso>cliente potencial>futuro comprador será mucho mayor. Cuando esto sucede descubres la rentabilidad de hacer una campaña de video marketing y te alegras de todas esas páginas de facebook y webs que han contribuido a darte visibilidad y ganar clientes.

Ups, espera, que la campaña de videos no habla de tu negocio sino del de otro del mismo gremio que el tuyo. Y, ay, va a resultar que eres tu uno de los que ha ayudado a que otra empresa se lleve el gato al agua. Y mira que pensabas que estabas ofreciendo contenido de valor para tus fans de facebook. Bueno, eso es cierto, es contenido de valor pero no de valor para tu bolsillo sino para el de otra empresa.

Más visitas a los vídeos de esa otra empresa consiguen un mejor posicionamiento en youtube, que lo interpreta como interesante por los usuarios. Mayor tasa de conversión en visitas web consigue que esa otra empresa se posicione mejor en google y aparezca antes que la tuya en las búsquedas. Cada curioso que finalmente se convierte en comprador hace que la rentabilidad del paquete de videos suba varios enteros y, llegados a este momento el gerente de esa otra empresa decide que, por supuesto, hay que empezar a trabajar en el diseño de su segunda campaña de video márketing.

Y digo yo, ¿no sería mejor que fueses tu ese empresario?  ¿Realmente crees que te compensa usar contenidos de terceros en vez de hablar de TU empresa en TUS redes?

Publicado en Consejos de Producción, Hablemos de ..., Marketing y etiquetado , , , , , .

3 Comentarios

  1. Estupendo artículo que refleja con claridad algo que ocurre a diario en muchas redes sociales de grandes y pequeñas empresas.
    Para mejorar el posicionamiento de tu marca, nada mejor que contar con contenidos propios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *