• 660 572 186
  • info@detrasdelespejo.es

Claves para conseguir un buen video testimonio

Claves para conseguir un buen video testimonio

 

 

testimonio-video-tenerife-clavesConseguir un buen vídeo testimonio no es tarea fácil aunque sus beneficios compensan con creces todo el proceso de preparación y producción del mismo. No hay nada más potente que un testimonio personal. El “consejo publicitario” que ve tu usuario/futuro cliente no viene de tu propia marca sino de una persona externa que no se juega nada a la hora de contar su experiencia contigo. Es esta independencia la que hace su prescripción tan fuerte, tan potente.

La primera regla de un buen testimonio es que sea REAL. No, no valen actores. Estamos tan acostumbrados a la publicidad que cualquier persona puede detectar si el que le está vendiendo aconsejando es alguien real, de la calle, o simplemente está leyendo un guión. Obviamente esto no quiere decir que no podamos obtener la ayuda de un actor, siempre y cuando su prescripción sea real. Se nota y mucho cuando alguien se siente cómodo contándonos su experiencia sobre una marca o producto específico.

Importante: no debemos nunca confundir el que un testimonio sea real con el hecho de que lleve una preparación más o menos ardua. Dependiendo de la persona nos será más o menos fácil conseguir el mensaje que queremos, pero siempre hemos de eliminar los conceptos “sobre la marcha”, “hazlo como te vaya saliendo” o “se natural” de nuestro vocabulario.

Cuando hablamos del guión previo nos referimos a que antes de darle al botón de grabar tenemos que tener claro qué queremos conseguir, cuál es el mensaje y a quién está dirigido. Las características personales de nuestro entrevistado son importantes pues corresponderán al público que pretendemos se sienta identificado con él. Como en toda producción el trabajo comienza en nuestra oficina y siempre con el apoyo del responsable de marca con el que iremos contrastando en un feedback continuo.

Y ahora una pequeña obviedad: nuestro entrevistado no es un actor por lo que es muy posible que no esté acostumbrado a tener un cámara delante. Es normal, pero con un poco de ayuda verás como se le quita el nerviosismo en un rato. Montemos la cámara y dejémoslo todo listo desde el principio. A partir de aqui toca sentarse con nuestro nuevo amigo y charlar, responder a sus preguntas, tranquilizarlo y pasar juntos todo el tiempo que sea necesario hasta que se sienta dispuesto a empezar a grabar. Puede que sea necesaria alguna pausa si el cuestionario es largo o hemos de repetir preguntas de forma diferente buscando ese corte que sabemos irá en el montaje final.

Un pequeño truco para evitar o disminuir el nerviosismo inicial es que no mire a la cámara sino al redactor, el cual se colocará siempre a la altura de la cámara y lo más cerca a ella para que nuestro entrevistado no parezca que habla con el infinito mientras habla. La charla informal entre ambos siempre da buenos resultados: “oye, cuéntame cómo es que descubriste esta empresa ¿te habló alguien de ella?…“.

El mayor error que podemos tener es atosigar a nuestro entrevistado para que responda lo que queremos oir. Pero hay otro aún peor y es decirle lo que tiene que decir. ¿Recuerdas cuando hablábamos antes de no usar actores sino personas reales? Pues fíjate bien en esto: una persona real se convierte en actor cuando repite TUS palabras. Así que calma y aprende a preguntar, a desviar tu conversación para que se sienta aún más cómodo y consigas que ambos conecten.

Como ves conseguir un buen testimonio no es tarea fácil. Pero verás como te compensa el esfuerzo !!!

About the Author

Efrén Morales administrator

Desde 2005 ayudo a las empresas a crear su propio contenido audiovisual publicitario en Tenerife. Me gusta contar historias, ¿quieres que cuente la tuya?. efren@detrasdelespejo.es 660.572.186

Comments Are Closed!!!